El Alfa Romeo Stelvio Quadrifoglio Verde en MotorVillage

 

 

  • Estuvo presente durante el día de ayer en las instalaciones sevillanas
  • Motor 2.9 litros, de origen Ferrari y 510 CV de potencia

La versión más radical del Stelvio denominada Quadrifoglio Verde “QV” es con diferencia la más prestacional y deportivo de toda su gama. Por debajo queda el Alfa Romeo Stelvio 2.0 Turbo 280 CV (que probamos el pasado mes de Enero, más información aquí). Está a la venta en nuestro país desde 104.000€.

Aunque sólo estuvo disponible durante el día de ayer en las instalaciones de MotorVillage de Sevilla nosotros pudimos acercarnos para poder disfrutar de una pequeña toma de contacto llena de sensaciones. Y es que sobre ese tema saben mucho en la marca italiana que ya nos hizo vibrar con el Giulia QV (del que deriva este Stelvio).

A los mandos de un piloto pudimos comprobar de primera mano ante que tipo de vehículo estamos. De entrada podemos deciros que tiene en su haber el récord de Nürburgring en la categoría SUV (7 minutos y 51 segundos). Para seguir que bajo su capó monta un motor V6 de 2.9 Litros de origen Ferrari con 510 CV de potencia, su par motor es de 600 nm y acelera de 0-100 km/h en sólo 3,8 segundos. Y que también cuenta con tracción total Q4, cambio automático de ocho velocidades con levas, un diferencial con reparto vectorial de par, la suspensión adaptativa (CDC) y unos frenos de altas prestaciones. Una auténtica bestialidad.

Después de una demostración de lo que es capaz de hacer por varias carreteras secundarias nos pusimos al volante. Sus asientos bracket de cuero y fibra de carbono agarran el cuerpo bastante bien. Por dentro la mayor diferencia con el resto de la gama son sus acabados en fibra de carbono repartidos por todo el habitáculo, pero si te somos sinceros, es lo que menos nos importaba, sólo queríamos disfrutar el momento y ponerlo en acción.

El verdadero placer llega cuando arrancas su motor. Es en ese momento cuando se te despierta ese espíritu deportivo que te dice que selecciones el modo Race, que es el más radical y desactiva varios sistemas de ayudas electrónicas, y pises el pedal cuanto antes. Con prudencia ante todo, debido al tránsito de vehículos, nos pusimos en marcha con el modo Dynamic del selector DNA (del que podréis descubrir todo en nuestra prueba). Este modo deportivo pero más racional que el mencionado Race también tiene su encanto.

En cuanto encaramos nuestra primera recta pudimos comprobar la capacidad de aceleración de esta bestia. Sobrepasamos a un vehículo y un camión en un abrir y cerrar de ojos. Seguidamente la carretera dibujaba una curva larga a derechas donde aprovechamos para pisarle a fondo y comprobar el reparto de peso extraordinario con el que cuenta (50-50 en cada eje).

Cada pisada al acelerador era una sensación tan satisfactoria como lógica debido a sus enormes prestaciones técnicas. Poco después nos incorporamos a la autovía dónde debido al tráfico tuvimos que aminorar la marcha dejándonos sólo un par de aceleraciones más para nuestro cuerpo y finalizando la toma de contacto.

Emocionante. Especial. Y muchos más adjetivos son los que nos dejó esta pequeña toma de contacto con un vehículo más pasional que racional.

GALERIA

Además como siempre os recordamos que podéis seguirnos en todas nuestras redes sociales:
Twitter@tmotorhome
Facebook a través de nuestra página The MotorHome
YouTube: The MotorHome
Instagram: themotorhome

Sobre Fran Méndez 105 Artículos
Autónomo de profesión charolista. Desde que me saqué el carnet empezó a llamarme el mundo del motor y desde entonces no he parado. Fundador de la plataforma "The MotorHome". Hacemos esto por y para tí.

Sé el primero en comentar

Queremos saber que te ha parecido la lectura, déjanos tu comentario