Mercedes-Benz Clase A180 AMG 122 CV

Durante esta semana santa hemos probado este Mercedes-Benz Clase A180 AMG con 122 CV. Aunque el modelo tiene ya unos años nos hemos propuesto contarte nuestras sensaciones a los mandos del motor de acceso a la gama gasolina de la marca alemana. ¿Conseguirá conquistarnos? Vamos a ello.

CAMBIO DE GUIÓN

Antes de nada vamos a poneros en situación ya que es importante saber el gran cambio que dio Mercedes a su Clase A para entender todo lo que vamos a contar. El principal cambio fue básicamente el tipo de modelo ante el que nos encontramos.

El Clase A era un monovolumen que salió al mercado en 1997. Años después en 2005 llegó la segunda generación que estuvo en el mercado hasta 2011. Ya en 2012 salió esta tercera generación que no solo cambio el aspecto de forma radical sino que pasó a ser un compacto del segmento C.

Sus principales rivales a batir son el BMW Serie 1, Volvo V40 y Audi A3. Otros modelos del segmento son el Ford Focus, Renault Megane, Opel Astra, Kia Cee’d y Volkswagen Golf.

Para poder llegar a rivalizar entre este tipo de vehículo Mercedes tuvo que abaratar costes de producción tanto en calidad como en motorización. El as sobre la manga que se guardaba la marca alemana era la alianza con Renault-Nissan de la que decidió coger el 1.5 dCi para incorporarlo a su gama de motores, con algunos cambios claro está.

EXTERIOR

Esta tercera generación del Clase A fue uno de los primeros modelos de la marca en incorporar ese gran cambio de diseño que decidió dar a todos sus modelos. En poco tiempo Mercedes pasó de fabricar coches más ‘clásicos’ destinados a un público de cierta edad con una mayor economía a diseñar vehículos con estética mucho más juvenil con la que entrar en un rango de público que hasta entonces no se encontraban entre posibles clientes.

En el frontal encontramos una gran estrella situada en el centro de la parrilla. A los extremos están situados los faros delanteros, bi-xenón en toda la gama. Debajo gracias a la línea AMG (paquete opcional) nos encontramos con un paragolpes deportivo con tres rejillas. Llama la atención la ausencia de los antinieblas delanteros (opcionales pagando 253€), un fallo a nuestro ver.

Lateralmente observamos el mencionado cambio. La segunda generación media 3’84 m mientras que está creció hasta los 4’29. Destaca el diseño de las puertas con una línea de ocupa todo el lateral y una caída de la zona posterior muy notable.

En la zona posterior lo que más llama la atención es el paragolpes trasero. Éste también es distinto debido al paquete AMG e incorpora dos salidas de escape y dos rejillas a los lados. La zona de los escapes es de plástico negro (nuestra versión la tenía pintada en negro brillo). Los pilotos traseros son de LED y hacen que el hueco del maletero sea más estrecho.

Las medidas son las siguientes:

Largo(mm) / Ancho(mm) / Alto(mm) : 4.292 / 1.780 / 1.433

INTERIOR

En el interior nos encontramos con el estilo que Mercedes quiso ofrecer al nuevo público. Una estética alejada de lo más ‘clásico’ con el salpicadero tipo fibra de carbono, las salidas de aire o la gran pantalla situada en lo alto del salpicadero que parece estar colocada a última hora y que a muchos de vosotros no os convence. Todo esto junto con el diseño de los asientos deportivos acabados en piel y tela de corte alcántara nos ofrecen un habitáculo muy deportivo.

También nos encontramos con un volante multifunción chato por debajo (nuevamente gracias al paquete AMG) acabado en cuero con costuras rojas y ciertas partes en plata.

El cuadro de instrumentos no iba a quedarse atrás y para estar en línea con el conjunto del salpicadero cuenta con dos esferas grandes con el fondo de imitación a fibra de carbono. El velocímetro se sitúa a la derecha junto con otra esfera más pequeña que nos marca el depósito de combustible. En la izquierda se sitúa el cuenta revoluciones en la que también tenemos la temperatura del motor.

Entre ambas tenemos dos pantallas en blanco y negro. La más pequeña nos ofrece la hora y la temperatura exterior mientras que la más grande nos ofrece mucha información valiosa del vehículo como: Velocidad digital, kilometraje, cinturones, consumo, trip parcial y total, audio, reglajes del coche como luces y asistentes de seguridad y navegación.

En los asientos traseros encontramos una habitabilidad en la media del sector teniendo capacidad de llevar dos adultos y un niño. El túnel central está demasiado elevado lo que complica el viaje para 3 adultos. En nuestra versión al llevar equipado el techo solar se le restan unos centímetros de altura libre al techo que podría dificultar la movilidad de algún pasajero que sea alto.

Al igual que los asientos delanteros, éstos también cuentan con un hueco en la zona del cuello que se ilumina con una luz naranja gracias al paquete alumbrado (opcional).

En lo que respecta a capacidad del maletero cuenta con una capacidad de 341 litros. Lejos de los 477 litros que tiene el Honda Civic, el rey del segmento.

MOTORIZACIONES

Como comentamos al principio del reportaje la marca alemana supo elegir muy bien la gama de motores que montaría esta tercera generación. En total tenemos 6 opciones disponibles, 3 gasolinas y 3 diésel, además de la versión más radical denominada A45 con un motor 2.0 turbo con 360 CV (en 2015 tras el restyling la potencia se elevó hasta los 381 CV).

Estas son las distintas motorizaciones disponibles:

Gasolina:  A180 1.6 Turbo 122 CV / A200 1.6 Turbo 156 CV / A250 Sport 2.0 211 CV / A45 AMG 2.0 Turbo 360 CV
Diésel: A180 cdi 1.5 109 CV / A200 cdi 1.8 136 CV / A220 cdi 2.2 170 CV

Hay que añadir que hasta 2013 los A180 cdi automáticos iban asociados a un motor de origen Mercedes de 1.8 litros. Después ya se montaban el 1.5 de origen Renault en ambas versiones. Si quieres saber más sobre los distintos motores pincha aquí

A LOS MANDOS DEL VOLANTE

El realizar este reportaje a un modelo que ya no está en venta y que recibirá dentro de poco su 4ª generación es debido a que queríamos contaros nuestra experiencia al volante de este 1.6 gasolina del que no se pueden leer muchos detalles.

El motor de acceso a la gama no se vendió demasiado debido sobretodo a que su precio era casi el mismo que el 180 cdi y este contaba con un mejor consumo amén de que allá por 2012 en España se vendían mucho más los diésel.

Nosotros lo hemos conducido durante más de 5.000 kms en todo tipo de conducción y queremos contarte nuestra experiencia. ¿Es un motor hecho para ti? Presta atención a lo que viene.

Al arrancarlo podemos notar que estamos ante un motor muy silencioso. Tanto que apenas se escucha cuando está al ralentí. Es un detalle importante ya que para muchos el sonido de los motores diésel es un punto negativo.

Cuando engranamos primera y nos ponemos en marcha podemos comprobar que el tacto es agradable, nada que ver con otros gasolinas a los que había que pisar el acelerador si no queríamos quedarnos clavados. Pese a ser un motor gasolina los ajustes hechos por la marca nos permiten poder conducirlo como un diésel, teniendo un buen empuje a partir de las 2.000 rpm.

Su ficha técnica nos dice que su par máximo se encuentra desde las 1.250 rpm hasta las 4.000 rpm aunque si queremos exprimirlo al máximo tenemos que subirlo hasta las 5.000 rpm. Este amplio rango de revoluciones nos resulta muy práctico pues podemos elegir nuestro estilo de conducción sin estar condicionados, gracias en gran parte al turbo.

Aunque es un coche que cuenta con un consumo “contenido” sí que notaremos que en ciudad andará sobre los 8.5 litros a los 100 km. Donde mejor se encuentra el coche es en carretera donde su consumo está en torno a los 6-6.5 litros a los 100 km.

Pese a que el coche es confortable y los asientos muy cómodos, la introducción del paquete AMG hace de las suyas pues no sólo nos incorpora detalles estéticos tanto interiores como exteriores sino que también nos añade unas llantas de 18″, que penaliza el consumo, una suspensión más rígida para ofrecer mejor paso por curva y unos frenos perforados que nos da una excelente calidad de frenado.

Y es que la suspensión AMG junto con los neumáticos reforzados que trae de serie debido a la ausencia de un kit de reparación de pinchazos hacen que nos tengamos que acostumbrar a notar todos los baches de la carretera. Si queréis tener un confort alto no recomendamos adquirir el paquete AMG pese a que perderemos mucho en estética.

En lo que si nos vamos a alegrar si tenemos este paquete incorporado es en un excelente paso por curvas que hará que tengamos ganas de salir a carreteras de sierra. Pese a que el coche cuenta con una estética muy deportiva y que el motor anda bastante fino si podemos echar en falta algo más de potencia, sobretodo si somos muy exigentes con las sensaciones. A nosotros personalmente nos ha parecido que este motor cuenta con un equilibrio entre prestaciones y consumo muy bueno.

Acelera de 0-100 km/h en 9,2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 202 km/h.

Incluso si lo comparamos con otros motores de la competencia vemos lo bien afinado que está este motor. Por ejemplo motores con más CV como el Ford Focus y su 1.0 Ecoboost o el Kia Cee’d y su 1.6 GDi que cuentan con 125 y 136 CV respectivamente son más lentos tanto en aceleración como en velocidad punta.

Si lo comparamos con sus rivales más directos como son el BMW Serie 1 o el Audi A3 vemos que sólo el BMW le gana en ambos aspectos pero cuenta con 13 CV más. El Audi A3 y su 1.4 TFSI con los mismos CV le supera en velocidad máxima (203 km/h) pero es más lento en aceleración (9,3 segundos). Eso sí, es 100 kg más ligero que el Clase A.

Dinámicamente es el coche con mejor coeficiente aerodinámico (Cx) del segmento con 0’27.

El motor es progresivo, suena poco y es agradable de conducir. Transmite algunas sensaciones sobretodo en carreteras de curvas pero el chasis da para mucho más.

RESUMEN

Este A180 AMG resulta muy divertido de conducir. Cuenta con un amplio margen de revoluciones que nos permite poder elegir la conducción que más se ajuste a nuestras necesidades. Por ponerle un pero podemos decir que el gran chasis con el que cuenta no se ve agradecido al 100% con la potencia de este motor y el A200 que tiene el mismo motor pero su software le hace llegar hasta los 156 CV nos ofrecerían un equilibrio perfecto. Eso sí, este 200 es mucho más caro y más gastón por lo que tendríamos que mirar si realmente nos merece la pena el desembolso.

Si quieres una conducción confortable y suave mejor que no tenga incluido el paquete AMG aunque para nosotros personalmente todo lo que ofrece el paquete compensa más que de sobra con esa suspensión tan rígida.

Además como siempre os recordamos que podéis seguirnos en todas nuestras redes sociales:
Twitter@tmotorhome
Facebook a través de nuestra página The MotorHome.
YouTube: The MotorHome
Instagram: themotorhome

Sobre Fran Méndez 108 Artículos
Autónomo de profesión charolista. Desde que me saqué el carnet empezó a llamarme el mundo del motor y desde entonces no he parado. Fundador de la plataforma "The MotorHome". Hacemos esto por y para tí.

Sé el primero en comentar

Queremos saber que te ha parecido la lectura, déjanos tu comentario