Alfa Romeo Stelvio 2.0 280 CV Q4

Este fin de semana con motivo de la entrada del nuevo año hemos podido volver a realizar un nuevo reportaje. En esta ocasión se trata del esperado Alfa Romeo Stelvio, el primer SUV de Alfa Romeo que llega pisando fuerte y con un ADN muy italiano.

Antes de comenzar queremos agradecer a Enrique Benítez como Jefe de Ventas y al concesionario MotorVillage de Sevilla por su colaboración.

PRIMER SUV DE LA MARCA

Mucho se ha hablado sobre si realmente Alfa sería capaz de diseñar un SUV con capacidades más parecidas a un deportivo. Pocas marcas son capaces de realizar un vehículo de estas características y de lo que no hay duda es que realmente lo han conseguido.

Entrando un poco en la historia de la marca debemos decir que Alfa ya comercializó a principios de los 50 un todoterreno, el Alfa Romeo Matta. Si bien sólo se vendió desde 1950 hasta 1950 comercializando un total de 2.161 unidades de las cuales 2.007 fueron destinadas a fines militares y 154 unidades al resto del público.

También es cierto que en el año 2003 Alfa diseñó el prototipo de un todoterreno denominado Kamal pero nunca llegó a llevarse a producción debido a la escasa demanda del segmento en aquellos años.

Este Stelvio está fabricado sobre la base de su hermano el Alfa Romeo Giulia, la berlina que empezó a vender el año pasado. Y es que gracias al extraordinario chasis de éste se ha podido conseguir uno de los SUV más deportivos del mercado.

¿SUV DEPORTIVO? ¿ES ESO POSIBLE?

Estas son algunas de las preguntas que un aficionado al mundo del motor se hace cuando lee sobre este Stelvio. Si bien es cierto que la deportividad se asocia a coches muchos más bajos y con un centro de gravedad reducido al mínimo también podemos confirmarte que es posible obtener sensaciones de coche con un dinamismo y paso por curva extraordinario en un SUV sin olvidar un motor con una potencia que te pega la espalda al asiento.

Y es que esta son las sensaciones que te deja este Stelvio cuando lo conduces por primera vez. Un vehículo con una dirección directa como pocos (siempre hablando del segmento SUV) y que ejecuta a la perfección los movimientos que le decimos a través de nuestras manos.

En un mundo donde los SUV se han colocado como números 1 en venta siempre es de agradecer que las marcas busquen diseñar vehículos con sensaciones deportivas más allá de las ya comunes como confort, capacidad de carga y seguridad.

DISEÑO

Empezando por el diseño este Stelvio reúne comentarios buenos y malos a partes iguales. No hay que olvidar que es un Alfa con ADN italiano y que no a todos les llama. Pero siendo neutrales a nosotros nos ha enamorado.

El frontal es exactamente el mismo que el del Giulia donde destaca el tradicional triángulo de la marca. En los extremos nos encontramos con unos faros bixenón muy estilizados y bonitos a nuestro parecer.

Lateralmente nos recuerda a la serie FX de los Infinity, sobretodo la caída de la parte posterior. También observamos un morro de grandes proporciones, unas ventanillas con los bordes cromados y unos amplios pasaruedas que alojan llantas de hasta 20 pulgadas.

En la parte posterior nos llama la atención las dos salidas de escape, un portón amplio que a su vez miminiza el tamaño del cristal trasero y por ende la visibilidad desde dentro del habitáculo y la zona más abaja acabada en plástico negro y plata para cuidar el coche cuando tengamos que circular por terreno off-road.

Las medidas son las siguientes:

Largo(mm) / Ancho(mm) / Alto(mm) : 4.687 / 1.903 / 1.671

Su peso es 1.735 kg, por debajo de sus rivales. Alfa ha conseguido reducir el peso gracias a la fabricación en aluminio de ciertos elementos como capó, portón, puertas y algunos componentes de la suspensión así como el eje de transmisión en fibra de carbono.

MOTORIZACIONES Y EQUIPAMIENTO

En lo que respecta a motorizaciones a día de hoy tenemos una amplia variedad para ajustarse a las necesidades de cada cliente.

Gasolina: 2.0 Turbo 200 CV / 2.0 Turbo 280 CV
Diésel: 2.2 150 CV / 2.2 180 CV / 2.2 210 CV

Todas ellas están asociadas a un cambio automático ZF de 8 velocidades de convertidor de par.

Además existe una versión “radical” denominada Quadrifoglio que cuenta con un motor 2.9 V6 Biturbo con 510 CV de potencia de origen Ferrari.

La lista de equipamientos también cumple con su objetivo y se diferencian en tres distintos: Base, Super y Speciale. Al inicio de la comercialización también existía un cuarto nivel de equipamiento denominado “First Edition“.

Nuestra unidad estaba equipada con el nivel intermedio “Super” y tenía como equipamiento destacado:

Faros Bixenón, Llantas de 19″, Navegador, Pantalla Multimedia de 8’8 pulgadas, Modo DNA, Climatizador Bizona, Asientos delanteros eléctricos, Asientos delanteros calefactados, Volante Calefactados, Cámara de Visión Trasera, Asientos en Piel, Luces Automáticas, Sensor de Lluvia, Sensores traseros de aparcamiento, Control de crucero, Control de descenso en pendiente y Retrovisores Eléctricos.

INTERIOR

Ya lo dijimos en nuestro reportaje audiovisual de nuestro canal de YouTube, al montarnos a bordo pensaremos que estamos ante un Giulia porque el salpicadero es idéntico. Llama la atención el precioso volante de los nuevos modelos de la marca. Estilizado, elegante, deportivo… Se nos acaban los adjetivos y todos son positivos. En el centro el símbolo de la marca en negro y plata ofrece un plus de calidad. Además nuestra unidad contaba el volante calefactado, todo un acierto.

Detrás del volante nos encontramos dos grandes levas para el cambio manual. Según pudimos comprobar al igual que en Giulia están bien colocadas y tienen un tamaño perfecto para poder llegar a ellas incluso haciendo un pequeño giro. Tenemos que advertir que a algunos compañeros de otros medios les pareció que a veces es difícil llegar hasta las palancas de los intermitentes o del parabrisas pero a nosotros no nos sucedió.

Y es casi todo, y ahora veréis porque, lo que tenemos a nuestra vista está terminado con unos acabados digno de un coche de esta categoría. Plásticos blandos, detalles con costuras, inserciones en madera y más detalles cromados forman el habitáculo.

La única pega y es una pena porque la marca podría haberlo solucionado fácilmente es el acabado de la zona central ya que tanto la consola como la palanca del cambio están acabados en plástico duro. Si bien no es ninguna barbaridad si que podrían haber tenido en cuenta el detalle de mejorarlo al tratarse de lo mismo que el Giulia, el cual recibió las mismas opiniones.

El salpicadero está acabado con plásticos blandos en la zona superior, inserción de madera en la zona intermedia combinada líneas cromadas y más plástico gomoso en la zona baja.

En él destaca su pantalla de 8’8 pulgadas del sistema multimedia que está perfectamente integrada a diferencia de algunos de sus rivales que dan la sensación de tener la pantalla sobrepuesta.

Más abajo tenemos las salidas del aire, los mandos de climatización, una entrada USB y una toma de 12V.

En la consola central encontramos una tapadera que al abrirla encontramos dos posavasos. También encontramos la palanca del cambio automático y tres ruletas. La más pequeña situada a la derecha sirve para subir y bajar el volumen y cambiar de canción. La grande del centro sirve para navegar por el sistema multimedia. A su lado encontramos los botones de menú y opciones. La izquierda es el selector del modo DNA.

Este modo ya lleva años implantado en los distintos vehículos de la marca y nos permite elegir entre 3 opciones para modificar ciertos parámetros del coche como la sensibilidad del acelerador, la retención y el comportamiento del motor.

D: Dynamic es la más deportiva de todas. Al seleccionarlo el coche buscará mantener el motor en su régimen de mayor par y alagar las velocidades. También modifica la sensibilidad del acelerador y la retención.

N: Normal o neutral es la más equilibrada de todas ofreciendo el punto medio entre prestaciones y comodidad.

A: All Weather nos ofrece un mejor reparto de tracción ideal para cuando circulamos por terrenos con arena. Además sirve de modo “Eco” ya que reduce la sensibilidad del acelerador.

El cuadro de instrumentos es analógico sin opción a que sea totalmente digital como en algunos de sus rivales. Esto puede ser una pega para algunos clientes pero para nuestro gusto lo vemos ideal. Está formado por 2 esferas situadas en los extremos y una pantalla a color en el centro. La izquierda es el cuentarevoluciones y la derecha el velocímetro. También encontramos al lado de ambas la temperatura del motor (izquierda) y el depósito de combustible (derecha).

La pantalla nos ofrece diversa información como kilometraje, hora, consumos, autonomía, instrucciones del navegador e incluso la orientación del coche.

Los asientos de nuestra unidad estaban acabados en piel y los delanteros contaban con regulación eléctrica con memoria y calefacción.

El espacio disponible de las plazas traseras es amplio sobretodo en la cota de las piernas. Igualmente un adulto de más de 1,80 cm puede montarse sin ningún problema. Así como en casi todos los vehículos lo único que a nuestra opinión debe mejorar es el espacio de los hombros ya que 3 adultos sentados no irán del todo cómodos.

El respaldo del asiento central se abre para ofrecernos un reposabrazos con dos posavasos.

En lo que respecta al maletero este Stelvio se sitúa en la media del segmento con un total de 525 litros de capacidad. Los asientos son abatibles e incluso contamos con la opción de abatir mediante una cuerda sólo la zona central creando un hueco para poder transportar algún objeto de mayor longitud.

SENSACIONES DE CONDUCCIÓN

Quizás esta sea la parte más importante del reportaje ya que seguramente quién adquiera un Stelvio valore por encima del resto la deportividad que Alfa dice tener. Y no debe quedaros ninguna duda de que así es.

Según nuestra opinión este SUV tiene un carácter impropio del segmento y por ello es que se le relaciona bastante con las sensaciones que podemos obtener en un Porsche Macan (vehículo que se sitúa un escalón por encima del resto de SUV).

Cuenta con una dirección muy directa perfecta para conducir por carreteras y puertos de montaña que es donde posiblemente más podremos disfrutar al volante de este Stelvio. Fruto de ello la suspensión es un poco más dura de lo normal pero no por ello lo hace más incómodo. Es más, nos atrevemos a decir que es uno de los coches más seguros y notables en el aspecto de comodidad.

En circulación urbana esta dirección nos ayuda a callejear con mayor tranquilidad y cuando circulamos por autovías nos ofrece la sensación de ir muy cómodos.

Queremos destacar la magnifica caja de cambios ZF de 8 velocidades que se confirma como una de las mejores del mercado. Quizás a bajas revoluciones percibamos los cambios pero a partir de las 2.500 rpm son prácticamente inapreciables funcionando con una excelente suavidad. Además si seleccionamos el modo Dynamic del selector DNA al cambiar de marcha sí que notaremos de una forma más notable los cambios para simular a los cambios manuales.

Su tracción Q4 a las cuatro ruedas funciona de una forma peculiar ya que en una conducción normal la tracción la lleva el eje trasero. No es hasta que el ordenador detecta pérdida de tracción cuando se realiza un reparto de pesos que llega hasta el 50/50.

¿Significa esto que estamos ante un verdadero deportivo? Si te haces esta pregunta nosotros podemos decirte que en parte. No hay que olvidar que se trata de un SUV y que lo estamos valorando como tal. En su segmento seguramente sea una referencia a nivel dinámico, justo como pasa con su hermano Giulia con el que comparte chasis pero si queremos experimentar sensaciones puramente deportivas tendremos que mirar hacia otros segmentos.

El selector DNA es un acierto ya que verdaderamente cambia el comportamiento del coche y nos ofrece distintas sensaciones.

Por último nos gustaría hablarte de los consumos y es que este Stelvio homologa los siguientes consumos:

Urbano: 8’9 L/100 km
ExtraUrbano: 5’9 L/100 km
Mixto: 7 L/100 km

Nuestra media durante casi 600 kms con una conducción animada con un 30% ciudad, 30% autovía y 40% carretera de montaña fue de 12.3 litros. Aquí tenemos que decir que son casi 300 cv de potencia y 1.735 kg de peso por lo que la cifra no está mal.

Este motor no está hecho para unos consumos ajustados ya que para ello disponemos de una gama diésel con tres niveles de potencia que se ajustarán más a los consumos oficiales si es que esto es un problema para vosotros.

RESUMEN

Las sensaciones que nos dejó fue la de un SUV con un ADN 100% italiano unido a unas buenas prestaciones como habitabilidad, confort y dinamismo.

LO MÁS DESTACADO

  • Dinamismo y paso por curvas.
  • Diseño.
  • Cambio automático ZF de 8 relaciones.

A MEJORAR

  • Falta de personalidad.
  • Consumos levemente por encima de la media.

Además como siempre os recordamos que podéis seguirnos en todas nuestras redes sociales:
Twitter@tmotorhome
Facebook a través de nuestra página The MotorHome.
YouTube: The MotorHome
Instagram: themotorhome

Sobre Fran Méndez 108 Artículos
Autónomo de profesión charolista. Desde que me saqué el carnet empezó a llamarme el mundo del motor y desde entonces no he parado. Fundador de la plataforma "The MotorHome". Hacemos esto por y para tí.

Sé el primero en comentar

Queremos saber que te ha parecido la lectura, déjanos tu comentario